Rudy2's Multilingual Blog

Just another WordPress.com weblog

ENTREVISTA CONCEDIDA A UN EX AGENTE DE LOS SERVICIOS SECRETOS: VIGILANCIA SECRETA Y TORTURA POR RADIACIONES POR LOS SERVICIOS SECRETOS.

with 5 comments

Vigilancia secreta y tortura por radiaciones por los Servicios Secretos.
https://rudy2.wordpress.com/entrevista-concedido-a-un-ex-agente-de-los-servicios-secretos-vigilancia-secreta-y-tortura-por-radiaciones-por-los-servicios-secretos/
 
 
Traducido del inglés por Rudy Andria.
 
 
 
 
La historia que nos cuenta Carl Clark nos quita parcialmente la respiración. Este Inglés describe cómo él mismo ha acosado personalmente gente por cuenta de distintos Servicios Secretos, luego, después de haberse escapado, se convirtió él mismo víctima. Participó también en la utilización de las armas de microondas sobre otros, ahora le toca sentir la cosa. Es necesario que estas maquinaciones criminales sean llevadas a la conciencia pública, para que se les pueda poner fin. Nos describe aquí lo que le impulsó a salir de la sombra.

Entrevista concedida a Carl Clark, Norfolk, Inglaterra.

Armin Gross: desearía que pusiera luz en esta oscuridad. ¿Para quién trabajaba?
Carl Clark: trabajé como independiente de 1980 a 2003 para distintos Servicios Secretos. Hasta el 1997, trabajaba activamente para el Servicio Secreto americano (la CIA). A continuación, trabajé para el Servicio Secreto israelí, el Mossad y para la Liga Antidiffamation (ADL), organización americana contra la discriminación y la calumnia hacia los Judíos. Estaba también en el servicio del MI5, una agrupación menor del Servicio Secreto británico. Más tarde, me dirigí hacia el Servicio Secreto de la policía así como el Servicio Secreto de un laboratorio de investigación. Mi sector de operación era Europa: París, Zurich, Berlín, Düsseldorf, Munich, Madrid, Lyon, Bilbao y Moscú.
 
Servicio completo de información.
 
Armin Gross: ¿Cuáles eran sus principales tareas?
Carl Clark: Una tarea importante consistía’ en infiltrar  en grupos para obtener información sobre ellos. Me uní a algunos grupos, me hice  amigos entre los miembros de los grupos y contribuí a la ruina de su vida.
Armin Gross: ¿De qué grupos se trataba?
Carl Clark: esencialmente bandas de malhechores criminales o carteles de droga. Para el Servicio Secreto israelí yo suministraba información sobre el “National Front”, un partido radical de derecha, sobre los nazis o los skinheads . Lo que les interesaba, era los nombres, las direcciones, los lugares de reunión y los proyectos u objetivos. Para la CIA vigilé y acosé a individuos.
Armin Gross: ¿Que hacia exactamente alli?
Carl Clark: Vigilé a personas por un largo período, escuché clandestinamente sus conversaciones. Recibí también la orden de desestabilizar a esas personas. Pues penetré secretamente en sus casas, me llevé objetos o cambié de lugar un objeto aquí o un objeto allá. Borré datos en su ordenador. Siembré la confusión y el pánico en la mente de esas personas, mientras  las seguía, intervine en sucesivas ocasiones en su medio ambiente, en las paradas de los autobuses, en las estaciónes, etc. También fingimos una pelea callejera, bajo los ojos de estos individuos o de otros.Si habia que poner alguien bajo más presión o si habia que detenerlo, saqué algo de información de su ordenador, como, por ejemplo, información de carácter pederasta y pornográfico o también informaciones sobre el sistema de elaboración y producción de una bomba etc
Armin Gross: ¿A qué individuos se asignaba?
Carl Clark: politicos importantes, miembros de la oposición, individuos enfrentados a grandes empresas, como, por ejemplo, las empresas farmacéuticas. Algunos pertenecieron a bandas de malhechores criminales. Pero allí habia dos sobre los cuales no sabía porqué figuraban también en esa lista.
Armin Gross: ¿Cuántos individuos Vd. acosaba, en todo?
Carl Clark: En los años 80 alrededor de cinco o seis, en los años 90 siete y de 2000 a 2003, tres. Puede ver por este número poco elevado hasta qué punto podía ser intensa la vigilancia de una persona, durante solo seis meses, para obtener quizá la mayoría de la información sobre un curriculum vitae.
Armin Gross: ¿Cómo consiguia obtener esa información?
En las basuras, el teléfono, el correo, e  Internet. Con el desarrollo de la mecanización, todo eso se volvió cada vez más fácil. En la actualidad, ya no hay necesidad de utilizar puestos de escucha para monitorizar y acosar a la gente.
Escuchan clandestinamente moviles, teléfonos con red numérica integrada (RNI) o pequeñas antenas parabólicas. Desgraciadamente, el uso de las armas de microondas se volvió bastante corriente. La vigilancia y el acoso sin descanso pueden destruir una vida.
— 
Armas de microondas.
Armin Gross: ¿Vd. utilizaba también esas armas?
Carl Clark: ¡No, yo era responsable de la vigilancia! Eran los empleados de los departamentos especiales los que hacían eso. Pero a veces me ocurrio encontrarme in situ .
Armin Gross: ¿Puede describir de manera más detallada la utilización de esas armas?
Carl Clark: Es un poco como en una película de ciencia ficción. La gente podía ser seguida por todas partes, gracias al radar, al satélite, gracias a una estación básica y a programas informáticos complementarios. Por ejemplo, a menudo se colocan tres dispositivos-radar cerca de la persona. El radar emite ondas electromagnéticas, luego evalúa los resultados. Así mis amigos que trabajaban en los departamentos especiales podían seguir al individuo con su ordenador, todo el día. Esta localización facilitaba la utilización de las armas. Los colegas podían ver donde exactamente hacía falta que apuntaran y cómo el individuo reaccionaba a eso.
Armin Gross: ¿Qué efectos tuvieron esas armas sobre los individuos?
Carl Clark: Podían causar calor o quemaduras internas, causaban dolores, náuseas y el miedo. Sin embargo, los rastros muy a menudo siguen siendo invisibles sobre la piel. Si esas personas van a consultar al doctor, les afirma que no tienen absolutamente nada.
Armin Gross: ¿Cuál es el objetivo perseguido con este “bombardeo”?
Carl Clark: Se quiere intimidar a la gente. En mi propio caso, sufría radiaciones desde hace tres meses, cuando decidi acabar con todo.
Estoy convencido de que, en los años 2003/2004, se utilizaron algunas armas de microondas contra mi, lo que me volvía terriblemente agresivo. En ese momento, por poco maté a alguien, mi antigua vecina, una simpatica anziana.
Tentativas de empujar la gente a la demencia.
Armin Gross: ¿cree Vd. que sea posible hoy influir directamente sobre los sentimientos por medio de radiaciones electromagnéticas?
Carl Clark: Sin la menor duda. Sabemos que el organismo reacciona muy sensiblemente a las radiaciones electromagnéticas.
Los procesos elementales de la vida en las células funcionan por la oscilación electromagnética biogénica. La frecuencia puede perturbar o cambiar estos procesos desde el exterior. Había en el marco de la investigación militar tentativas de gran envergadura de influir sobre el cuerpo y la mente por frecuencias. Es posible, de este modo, hacer nacer sentimientos de temor, agresividad y nerviosismo, o causar pérdidas de memoria. Si vienen anadirse otros tipos de intervenciones , es muy posible conducir a alguien a la demencia. Por ejemplo, la radiofrecuencia està manipulada, de modo que la persona elegida como blanco oiga su propio nombre en la radio o su ordenador indique incansablemente su nombre sobre la pantalla. Se le envían también algunas voces, para hacer comentarios sobre sus actividades. Por ejemplo, la mañana, al despertarme, oi una voz que decía: ¡“Levantate e hiere a alguien! “
Armin Gross: ¿se lleva directamente a la gente a situaciones psiquiátricas extremas?
Carl Clark: Sí, quieren conducir a algunas personas directamente a internamientos psiquiátricos. Si una victima busca ayuda y va a la policía o al doctor, no se la toma en serio. Algunos doctores así como algunos hospitales colaboran con los Servicios Secretos. Las directivas diagnósticas les permiten tachar a alguien de esquizofrenia, si se siente acosado y oye voces.
Armin Gross: ¿colaboran los hospitales con los Servicios Secretos?
Carl Clark: Sí, en todos los casos. Las grandes empresas colaboran también. Esta es la razón por la que Vd. corre un gran peligro si realiza investigaciones sobre las grandes sociedades. El Estado americano protege a las grandes empresas como Mc Donalds, Coca-Cola, o algunas sociedades farmacéuticas. El Estado americano se dirige también a agentes del FBI, en los asuntos de espionaje industrial. Los masones que son numerosos en la CIA desempeñan también un gran papel.

Armin Gross: ¿Por qué Vd. se detuvo’?
Carl Clark: Había comprendido que lo que hacía no estaba bien. Los dos últimos individuos a los cuales me asignaron no hicieron nada malo. No hacían política, eran totalmente normales, no eran  criminales ni económicamente peligrosos. La única hipótesis que me estaba permitido emitir al respecto se refería a su ADN o a su sangre. Desde hace algún tiempo, se llevan a cabo numerosas investigaciones sobre este asunto. El ADN se asocia a las últimas particularidades de nuestro carácter. El proyecto de genoma humano analizó de 1993 a 2004 todos los pares básicos del genoma humano, recogió también los datos genéticos de la gente amenazada (el Proyecto sobre la Diversidad del Genoma Humano) y comparó los resultados. Nuestros patronos tenían mucho interés por los análisis de ADN de la gente que vigilamos. Debíamos, en nuestras mayores tareas en los primeros días de la vigilancia, siempre efectuar análisis de ADN o sangre de esta gente.
Armin Gross: ¿Ya Vd. declaraba que tuvo problemas cuándo decidió detenerse en 2003?
Carl Clark: Cuando una vez hacía por la noche 3000 millas con un camión para suministrar paquetes, un helicóptero me proseguía todo el tiempo. Un día, mientras  conducía en una avenida, un hombre me ataco y me dió  un forte golpe en la cara. Una vez, alguien había retirado tres partes de mi motor, en la autopista, y  el motor se rompió de repente. Otra vez, conducía un camión con una carga de tres toneladas, dos neumáticos estallaron repentinamente en el mismo momento. La policía vino y declaró que nunca habían visto tal cosa. Una vez, mientras conducia mi coche, me seguiron por meses y meses. Eso me volvió tan furioso que de inmediato detuve el coche, cogí mi bate de béisbol y salí. Los tres coches detrás de mi se detuvieron y desaparecieron a toda velocidad en marcha atras. Si se hubíera tratado de gente normal, hubieran ido a denunciar todo a la policía, pero no lo hicieron. Me enviaron más tarde tres simpáticos individuos que se suponia que debian  espiarme.
Puesto qué yo sabía que me estaban siguiendo, me permití una vez declarar en una conversación que mataré a esa persona que se inmicuye en mi vida. Como resultado,  la persona nunca mas volvio a aparecer.

Armin Gross: ¿Y como está la situacion ahora? ¿Piensa que Vd. está todavía bajo vigilancia?
Carl Clark: Sí, obviamente. Me enteré también de que los Servicios Secretos quieren saber porqué me he refugiado ahora en Alemania.
Armin Gross: ¿No vive peligrosamente actualmente?
Carl Clark: Estoy dispuesto a luchar denodadamente contra ellos. Saben también que sé muchas cosas sobre ellos y que intento hacer algo contra sus fechorías. Tengo amigos en las unidades especiales. Algunas personas en Afganistán e Irak me apoyan.
Red de vigilancia gigantesca.

Armin Gross: ¿Sabe en qué países los Servicios Secretos vigilan a individuos y utilizan contra ellos armas de energía dirigida?
Carl Clark: En los Estados Unidos, Alemania, China, en Corea del Norte, Rusia, Francia y en Inglaterra. (NDT: Carl Clark seguramente se olvidó de añadir “entre otros paises”, porque sabe que muchas otras naciones tambien están involucradas).Todo eso se hace normalmente, sin que los Gobiernos estén oficialmente al corriente.
Pero oficiosamente, creo que debe de tener en el Gobierno personalidades implicadas o que estan al corriente, de una forma u otra.
Armin Gross: ¿Sabe cuánta gente está bajo vigilancia?

Carl Clark: En Inglaterra hay alrededor de 5000 personas bajo vigilancia y aproximadamente 15.000 “espías”. Junto a los grandes Servicios Secretos hay aún 300 a 400 pequeñas sociedades de Servicios Secretos que fueron fundadas por antiguos policías o antiguos empleados de los servicios secretos. Recibieron la autorización del Ministerio de Interior para vigilar, tomar fotografías, proporcionar información. Pagan muy bien a sus empleados.
Armin Gross: ¿Era un problema para usted ir de un Servicio Secreto a otro?
Carl Clark: No. Para los nuevos jefes era siempre positivo, porque podían, de este modo, recibir mi información sobre otros Servicios Secretos. Puesto que los grandes Servicios Secretos se desconfían mutuamente, pues, en consecuencia siempre salgo ganando.
Consejos para las víctimas  acosadas/vigiladas.

Armin Gross: ¿Tiene consejos para las personas que se sienten vigiladas?
Carl Clark: Es mejor evitar el empleo en los correos electrónicos de conceptos como “mindcontrol”, “servicios secretos” etc, desde la aparición de la vigilancia numérica a partir de algunas palabras de investigación. De la misma manera, sería bien normal intentar descubrir si alguien se hubiera introducido en su apartamento. Antes de que los “espías” penetren en su apartamento, utilizan a menudo gas anestesiante que ellos introducen en su casa por la abertura del buzon. A continuación, Vd. se despierta con un gusto metálico en la boca. Si algunos conductores se comportan extrañamente al volante, se recomienda anotar los números de matriculación. Se pueden envolver en papel de alumnio las cartas que no deberían ser vistas. Se pueden comprobar las radiaciones de alta frecuencia en el apartamento con instrumentos de medida especiales.
Armin Gross: ¿Conoce a otros “whistleblowers” o ” denunciantes cívicos” que digan encontrarse en casos similares?
Carl Clark: Hasta ahora, no. Pero espero que más personas todavia se den a conocer.

https://rudy2.wordpress.com/surveillance-secrete-et-torture-par-radiations-par-les-services-secrets/  ==>en français 

Written by rudy2

April 6, 2011 at 19:45

5 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. My name is Jorge Federico Rodriguez of Ecuador. There are ways of espionage by telepathy? Looks like something from science fiction, really. I was watching another page from somebody called Peter Moore, that talks about this, and worse things

    Jorge Federico Rodriguez, Ecuador

    November 17, 2011 at 15:20

    • My name is a. guerrero i am being controlled by EM non letha weapons which have made my life in the last 13 yrs miserable from unbearable pain to mind control, I hear voices attacking me verbally, People, neighboors even my own family whisper things to me that attack me verbally. They know I hear voices, they know about the EM weapons that affect me now these people are using my own family to make my life miserable. That is the word miserable.

      Alejandro Guerrero

      February 14, 2012 at 07:20

  2. My name is Raul Pons of Zaragoza, Spain. I speken spanish and my englesh is very poor daragonys@ozu.es

    Raul Pons

    January 24, 2012 at 10:12

  3. […] Publicado en rudy2.wordpress.com Traducido por Rudy […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s